jueves, 16 de febrero de 2017

Cómo valorar el estado de tus vinilos cuando los vendas en tiendas online ó en medios escritos

No existe una regla básica a la hora de graduar o valorar el estado de un álbum o sencillo cuando vayamos a ponerlo en venta en alguna página de compraventa online (eBay, MilAnuncios, Todocolección, etc.) o en la sección de anuncios por palabras de algunos medios escritos (la longeva revista inglesa Record Collector se lleva la palma en este sentido), pero según se viene determinando desde hace muchos años, con el fulgor del coleccionismo de vinilos a partir de los años 70 hasta hoy, se vienen usando unos acrónimos, procedentes de sus palabras principales en inglés: M, NM, EX, VG y G, como se explican a continuación, como indicativos de las condiciones en las que puede estar un disco de vinilo o CD.

Dicho análisis lo hallé de la misma sección de Ayuda de Discogs, pero para vuestra comodidad, he querido copipastearlo a continuación (el contenido se puede compartir, siempre que se cite la fuente. En este caso, Discogs.) Las graduaciones solo afectan a los discos editados en vinilo y en CD.

Para las cassettes, hay otra vara de medir y ya no solo depende del estado físico (las cajas, si se estropean, pueden ser fácilmente reemplazables), sino también de que el material grabado en ellos aún mantenga su calidad o la haya perdido irremediablemente, bien por un inadecuado uso y conservación del formato, bien por el simple paso de los años. En este caso, no hay una norma a seguir, sino se deja en manos del propio vendedor la responsabilidad de vender este formato en las condiciones en que esté. También se incluye que la propia carátula de la cinta esté en unas condiciones mínimas (de VG como mínimo, hasta la máxima posible, en perfecto estado, M) para ser puesta a la venta.

Esta entrada está sujeta a futuras modificaciones en dias venideros.



Mint, nuevo, sin usar (M)

Vinilo: Absolutamente perfecto en todos los sentidos. Ciertamente nunca se ha reproducido, posiblemente incluso todavía sellado. Debe utilizarse con moderación como condición, si se usa en absoluto.

CD: Perfecto. No hay desgastes / rasguños, sin reproducir - posiblemente todavía sellado.

Cubierta / Contenido / Folleto / Portada / Digipak: Perfecto. No hay desgaste, marcas, o cualquier otra imperfección - posiblemente todavía sellado.
---------

Near Mint, Casi nuevo (NM o M-)

Vinilo: Un disco casi perfecto. Muchos comerciantes no van a dar una calificación más alta que esta, implicando (tal vez con razón), que nunca hay un disco verdaderamente perfecto. El disco no debe mostrar signos evidentes de desgaste. Un 45 RPM o una cubierta EP no deben tener más de los defectos más leves, como el desgaste del anillo casi invisible u otros signos de una ligera manipulación. Una cubierta LP no debe tener arrugas, pliegues, hendiduras costura u otros defectos similares notables. No debe haber agujeros tampoco. Y, por supuesto, lo mismo debería ser cierto para cualquier otro contenido, como carteles, portadas, folletos de letras y similares. Básicamente, un LP en el estado casi nuevo debe parecer como si acabara de traer a casa de una tienda de discos y solo se le ha quitado la envoltura. Casi nuevo es el precio más alto que aparece en todas las guías de precios Goldmine. Cualquier cosa que supere esta condición, en opinión del comprador y el vendedor, vale mucho más que el valor más alto de libros de Goldmine.

CD: Cerca a perfecto. No hay signos evidentes de uso -se pueden haber reproducido-, pero se han manejado con mucho cuidado.

Cubierta / Contenido / Folleto / Portada / Digipak: casi perfecto. Sin desgaste obvio, puede tener sólo la más mínima de las marcas de la manipulación.
---------

Excellent, Bastante bueno (EX)

Vinilo: El disco puede tener algunas imperfecciones bien visibles, pero sigue manteniendo intacto todo lo demás. Pequeñas arrugas, un ligero desgaste de la funda exterior por desgarro de una simple pegatina de compra adherida a la misma, la etiqueta de un coleccionista. Algunos signos de suciedad que pueden ser perfectamente limpiados con productos que no dañen la carpeta ó con un simple paño.

CD
---------

Very Good Plus, Más que muy buena condición (VG +)

Vinilo: En general vale el 50% del valor de Casi Nuevo. Un disco VG + mostrará algunos signos de que ha reproducido pero por otra parte será evidente que un dueño anterior tuvo buen cuidado de él. La superficie del disco pueden mostrar algunos signos de desgaste y pueden tener rozaduras leves o rasguños ligeros que no afecten las experiencias propias de escucha. Deformaciones leves que no afectan el sonido son aceptadas. La etiqueta puede tener cierto desgaste, anillo o decoloración, pero debe ser apenas perceptible. El agujero central no se debe haber deformado por la repetida reproducción. Sobres de imagen y sobres interiores del LP tendrán un ligero desgaste, esquinas ligeramente notables, o una ligera fractura. La cubierta del LP puede tener leves signos de desgaste también y puede estar desfigurada por un agujero, hendidura o una esquina que indica que fue tomada fuera de la impresión y se vende con un descuento. En general, si no fuera por un par de cosas que estan mal con él, sería casi impecable. Todos los coleccionistas, a excepción de los coleccionistas de discos casi nuevos, encontrarán un disco VG + altamente aceptable.

CD: Unos menores desgastes / rayones. Este se ha reproducido, pero ha sido manejado con mucho cuidado - y ciertamente no ha sido abusado.

Cubierta / Contenido / Folleto / Portada / Digipak: desgaste leves, marcas, muescas, que posiblemente pueden tener un agujero (o similar).
---------

Very Good, muy buena condición (VG)

Vinilo: En general vale el 25% del valor de Casi Nuevo. Muchos de los defectos encontrados en un registro VG + serán más pronunciados en un disco VG. Ruido de superficie será evidente al reproducir, sobre todo en los pasajes suaves y durante la intro y el desvanecimiento de una canción, pero no dominará a la música de otra manera. El desgaste del surco comenzará a ser notable, al igual que con los rasguños ligeros (lo suficientemente profundo para sentir con una uña) que afectarán al sonido. Las etiquetas pueden estar desfiguradas por un escrito, o puede tener cintas o pegatinas (o sus residuos) adjuntas. Lo mismo se podrá decir del sobre de imagen o cubierta del LP. Sin embargo, no tendrá todos estos problemas al mismo tiempo, sólo dos o tres de ellos. Las guías de precios de Goldmine con más de un precio, mostraran VG como el precio más bajo. Este, no el precio de Casi Nuevo, debe ser tu guía al determinar el valor de un disco, ya que ese es el precio que un comerciante normalmente paga por un disco casi nuevo.

CD: Bastantes desgastes ligeros / rayones o varios rasguños más pronunciados. Este, obviamente, se ha reproducido, y no se ha manejado con tanto cuidado como un VG +.

Cubierta / Contenido / Folleto / Portada / Digipak: Más de desgaste, marcas, muescas que un VG +. Puede tener un ligero desvanecimiento, un pequeño desgarro / roto, o algún escrito.
---------

Good, Buena condición (G), Good Plus, Más que buena condición Plus (G +)

Vinilo: En general vale el 10-15% del valor Casi Nuevo.¡Bueno no significa malo! Un disco con buena o más que buena condición se puede poner en un tocadiscos y se reproducirá sin saltos. Pero este va a tener ruido, rasguños de superficie significativos y desgaste de surco visible (en un disco de estireno, el surco comienza a ponerse blanco). La cubierta o funda tendrá divisiones, especialmente, en la parte inferior o en el centro. Cinta, escritura, desgaste del anillo u otros defectos comenzarán a acumularse en artículo. Si se trata de un artículo común, es probable que encuentres otra copia en mejor forma con el tiempo. Deberías pasar. Pero, si es algo que has estado buscando durante años, y el precio es correcto, adquierelo ... pero sigue buscando uno en mejor estado.

CD: Hay un montón de desgastes / rayones. Sin embargo, todavía se reproduce sin problemas. Este no ha sido manejado con mucho cuidado en absoluto. Cubierta / Contenido / Folleto / Portada / Digipak: Bien usado, marcado, muescas más obvias, la decoloración, la escritura, más que un VG - posiblemente con desgarros / rotos más significativos. Poor, mala condición (P), Fair, condición pasable (F) Vinilo En general vale 0-5% del precio Casi Nuevo. El disco está agrietado, muy deformados, y no se reproduce sin saltos o repetirse. El forro de la imagen puede estar dañado por agua, dividido en las tres costuras y fuertemente deformado por el desgaste y escritura. La cubierta del LP apenas mantiene el LP en su interior. Los bolsillos interiores estan totalmente divididos de la costura, arrugados y tienen escritos. A excepción de los discos increíblemente raros de otro modo inasequibles, los discos en esta condición no deben ser comprados o vendidos por más de unos pocos centavos cada uno.

El CD (si está incluido) puede o no puede reproducir algunas o todas las canciones. Véase los comentarios del vendedor para obtener más detalles.

Cubierta / Contenido / Folleto / Portada / Digipak: Muy desgastado. Puede tener escritura obvia en él, puede ser arrancado / desgarrado, o estar significativamente desvanecido, o dañado por agua. Cajas Jewel Estándar: Las cajas Jewel estándar no son clasificadas en una condición ya que pueden ser reemplazadas.

sábado, 28 de enero de 2017

En mi colección: July - Mi payaso (My Clown) / Dandelion Seeds (Sonoplay, 1968)

Artista/Grupo: July
Formato: Sencillo
Velocidad reproducción: 45 rpm
Sello: Major Minor
Edición: España
Fabricante: Sonoplay
Año publicación: 1968
Nº catálogo: SN-20119

Canciones:

A. Mi Payaso (My Clown) (T. D. Newman) - 3'26"
B. Dandelion Seeds (T. D. Newman) - 3'25"

Un disco muy buscado y apreciado por los coleccionistas y bastante difícil de encontrar, tanto como la edición británica original bajo el sello Major Minor (nº catálogo original, MM-568). Suele alcanzar precios muy elevados en algunas páginas de compra-venta. Esta copia que pude conseguir con bastante suerte, no obstante, tiene algún "arreglo" no muy bien hecho en su funda por la parte de atrás (que algún otro usuario que lo hubiese tenido pegó la pestaña superior dejándola hacia fuera, en lugar de adentro), pero ahora mismo es una pequeña joya en mi colección particular. Ambas canciones son las que inician el álbum homónimo del grupo formado por Tom Newman (compositor, cantante, fabricante de guitarras, productor e ingeniero de sonido para muchísimos artistas y grupos, muchos de ellos reconocidos: Natasha England, Mike Oldfield, Robert Reed (Magenta), Stephen Caudel, Hatfield and the North, Doll By Doll, etc.), Tony Duhig (separado del grupo pasado el año 1969), Chris Jackson, Alan James y Peter Cook. Menos Tony Duhig, los demás siguen perteneciendo a esta legendaria banda.

July era una banda de rock psicodélica fundada en Ealing, Londres, y ha permanecido activa entre 1968 y 1969, teniendo al cabo de los años una particular resurrección hacia el año 2013, realizando varias giras por diversas ciudades y llegando a tocar en España y publicar un nuevo single "Linear Thinking" y varios meses después su último álbum hasta la fecha "Resurrection", un CD compuesto por 12 canciones que conservan y revitalizan el mismo espíritu y el sonido característico de su música, una mezcla de rock psicodélico y pop psicodélico, marcado por armonías exuberantes, guitarras acústicas, teclados, percusiones y un intrincado trabajo de guitarras. Aunque ninguno de los discos de la banda logró entrar en las listas de ventas en el Reino Unido o los EE.UU., a July se les recuerda por sus canciones "My Clown", "Dandelion Seeds" y "The Way", que han sido incluidas en una serie de recopilaciones con los años.

Si ya el álbum original editado por Major Minor en el que están contenidas estas canciones también es prácticamente inencontrable, cuando aparece alguna copia en LP y ésta llega a alcanzar un valor casi inadmisible para la mayoría de los mortales, al menos siempre nos quedará escucharlo en sus varias reediciones posteriores, tanto en LP como en CD, como la realizada por el sello español Guerssen en 2011, con una calidad de sonido excelente. Si dispones de una ó varias cuentas con algunas plataformas de música en 'streaming', el álbum está disponible en ellas.








viernes, 30 de diciembre de 2016

¿Qué hacer con nuestros discos cuando dejamos de quererlos?

Esta pregunta nos la habremos hecho muchas veces, tanto aficionados ó coleccionistas de discos como vendedores. Seguro que en muchas casas alguien tiene todavía discos de vinilo, cintas de casete y CDs, guardados en algún arcón, mueble ó estantería cogiendo polvo porque no hay nada en la casa que sirvan para su reproducción y se queden en éllas "muriéndose" prácticamente de asco. No tiene mucha gracia que esos discos ocupen un espacio importante en casa, por lo que para sus dueños implicaría buscarles una solución a corto, medio ó largo plazo, salvo que finalmente se decidan a comprar un equipo musical totalmente nuevo, cuando el que han tenido anteriormente "ha pasado a mejor vida". Para el caso de que hayan decidido no tener más equipos de alta fidelidad en casa porque suponen un gasto excesivo (realmente, los mejores equipos actualmente existentes en el mercado y que no se encuentran precisamente en las tiendas de toda la vida ó en grandes superficies, sino accediendo a internet, son excesivamente caros), hay varias maneras de afrontar la terrible decisión de desprenderse de su colección discográfica.


Aparte de no tener sentido alguno que todo ese material esté ahí de manera indefinida y sin saber qué hacer realmente con ellos, menos tirarlos a la basura (sería muchas veces la última solución, cuando las demás han fallado, pero no sería ni siquiera conveniente hacerlo), hay muchas opciones lógicas. Pero ojo, cuidado con que tanto las fundas ó su contenido estén en unas condiciones bastante aceptables para que otras personas puedan tener la posibilidad u opción de adquirirlos (un disco defectuoso no vale para nada y solo puede tener dos destinos: ser reconvertido en adorno ó arrojado al cubo de la basura):

1. La primera de todas, intentar venderlas en comercios de nuestra ciudad que se dediquen a comprarlos (normalmente tiendas de discos que los vendan después como de segunda mano, como por ejemplo La Metralleta en Madrid) o, en otro caso, recurrir a otros comercios, incluyendo librerías, donde se comercie con toda clase de objetos de segunda mano y, llegando a un acuerdo con sus dueños, sacar algo de dinero por ellos ó en otro caso darlos sin pedir nada a cambio, si no les interesase el pecunio correspondiente. Además, siempre se puede intentar comerciar en franquicias como City Finance ó Cash Converter, aunque no en todas ellas van a aceptar discos de vinilo, cassettes ó CDs, porque dirán que "no tienen mucha salida y casi nadie los compra".

2. Otra opción también válida será la de subir anuncios en páginas de compra-venta de segunda mano. Hay decenas de webs para elegir, desde la inevitable página de eBay, hasta otros sitios que se ajusten a lo que el vendedor está dispuesto a aceptar según las normas y condiciones de cada servicio: Mil Anuncios, TodoColección, SegundaMano ó Wallapop, etc. En su mano está que el precio se amolde a las características y estado del disco y, a ser posible pese a que no soy quien para recomendar nada ni cómo ajustar los precios, sin caer en la especulación. Por desgracia, es el pan nuestro de cada dia para los que buscan luego álbumes de música en estas páginas y no siempre por un valor acorde a nuestros cada vez más sufridos bolsillos.

3. Donarlos en centros benéficos, tiendas de caridad, anticuarios y mercadillos solidarios. Ellos darán cuenta de todos tus discos y los pondrán a la venta por precios realmente simbólicos.

4. Si tienes amigos ó familiares que sean aficionados a la música y les guste coleccionarlos, siempre puedes regalarles esos discos que no quieres (pero tampoco te pases de listo...) :P


Pero, ¿qué ocurre cuando somos nosotros los vendedores y tenemos acumulados discos que no se liquidan en años ó lustros? Ése es otro dilema y cuya solución no se resuelve tan fácilmente. Muchas veces ocurre que cuando pasan tantos años sin venderse, esos lotes pasan a otras manos, siendo su destino totalmente incierto. Si no son otros vendedores ó coleccionistas las personas que se arriesgan a perder algo de dinero por un lote compuesto por auténtica morralla musical totalmente invendible, lo más seguro es que esas personas decidan en última instancia empaquetarlos y tirarlos a un contenedor de basura (inevitable y, sin embargo, es el peor destino posible para esos vinilos, cintas y cds.) En otro caso, nos habremos forjado en nuestras manos un circulo vicioso en torno a un cúmulo de discos totalmente devaluados y denostados.

Y pensaba el otro dia, medio en voz alta, que si no hay algún museo de la música discográfica en España, donde sea posible donar todo aquello relacionado con el mundo de la fonografía y que nadie quiere de ninguna manera, por mucho que lo hayamos intentado, y que todo ese material esté guardado en un lugar adecuado y necesario para su conservación, posteriormente catalogado, organizado por épocas ó estilos musicales y expuesto finalmente en vitrinas ó estanterías de cara al público, ya estamos tardando en fundar uno. Si tenemos bibliotecas públicas y museos de historia natural, ¿por qué no hay todavía museos que archiven discos de todas las épocas y géneros? No sería una mala idea, al fin y al cabo.

martes, 27 de diciembre de 2016

En mi colección: Mason Williams - Classical Gas / Baroque-A-Nova (Hispavox - Warner, 1969)

Artista/Grupo: Mason Williams
Formato: Sencillo
Velocidad reproducción: 45 rpm
Sello: Warner Bros.
Edición: España
Fabricante: Hispavox
Año publicación: 1969
Nº catálogo: H 353

Canciones:

A. Experimento Clásico (Classical Gas) - 3'00"
B. Baroque-A-Nova - 2'25"







NOTA: Quede claro que sólo publicaré en este tipo de entradas, tanto info del disco como fotos y, de existir, enlaces a videos de YouTube ó pistas de la principal canción, a que se refiere la entrada en cuestión, que estén en Spotify ó Deezer, plataformas legales de música en "streaming". En ningún caso se pondrá enlace alguno a archivos descargables.

viernes, 23 de diciembre de 2016

En mi colección: A Band Of Angels - Invitation EP (Vogue-Pye, 1966)

Artista/Grupo: A Band Of Angels
Título: Invitation
Formato: EP
Velocidad reproducción: 45 rpm
Sello: PYE Records
Edición: Francia
Fabricante: Disques Vogue
Año publicación: 1966
Nº catálogo: PNV 24162

Canciones:

A1. Invitation (M. D'Abo) - 2:59
A2. Too Late My Love (M. D'Abo) - 2:35
B1. Cheat And Lie (M. Dallon) - 2:12
B2. Leave It To Me (Shuman - Pomus) - 3:24





Creative Commons By-Nc-Nd 3.0 Licence

Creative Commons License
Esta web está protegida bajo una licencia de Creative Commons.