martes, 29 de enero de 2008

Un centro de gravedad en torno a mí







El abanderado de la música con rasgos a caballo entre la cola de Orión y la nube de Magallanes, haciendo una finta a la vanguardia musical de sus inicios e inquietudes más allá del beta, dividido entre la metamorfosis del plancton y las culturas milenarias, aproximándose al cosmos del espacio infinito donde el tiempo y el espacio no existen. Cuida el animal que lleva dentro en la estación de los amores y se olvida de su centro de gravedad permanente para circular fuera de su patria hasta los rincones olvidados, entre los claroscuros y la dimensión forzada del jabalí blanco, en pleno verano, hacia la inmensidad de lo insondable. Un guiño a las enseñanzas tribales, las danzas sufies, el encanto irresistible de las diosas griegas y el mal de Africa que resuena en la otra vida, hasta alcanzar la Via Lactea.

Así es el universo de la música de Franco Battiato, todo un ejemplo a seguir para luchar contra las modas y el mercantilismo de los pelagatos, ensordeciendo las masas con sus ensaladas calóricas que no saben a nada más que edulcorados intangibles sin sustancia, míseros arrollos sin fuente, sin el esplendor del despertar en primavera tras las huestes de Napoleón en sus batallas contra su propio espejismo.

Ahí es donde rezuma su poder de comunicación, haciendo grande sus continuos viajes a través de las diversas culturas de las que se ha alimentado.

3 comentarios:

  1. Me apuesto lo que sea a que esta entrada ha sido inspirada en un post de ECSS o en un concurso de Microhobby... :)Molaba el Battiato, sí.Saludos.

    ResponderEliminar
  2. ¿Pura casualidad? :DDD

    ResponderEliminar
  3. Dos sugerencias:http://uk.youtube.com/watch?v=KQcJ97ylVaghttp://uk.youtube.com/watch?v=kW1qN7UXe-Y

    ResponderEliminar

Spam not allowed.

Creative Commons By-Nc-Nd 3.0 Licence

Creative Commons License
Esta web está protegida bajo una licencia de Creative Commons.