domingo, 10 de abril de 2011

Guía patética sobre música, cine y televisión en Internet



¿Cabe mayor patetismo el que tres entidades gestoras de derechos como SGAE, Promusicae y FAP quieran seguir en sus trece queriendo adoctrinar a los niños y tutores sobre los supuestos "peligros" de Internet y el tan traido problema (para ellos) de las descargas ilegales ahora con una guía que no vale absolutamente para nada, solo para que en la gran mayoría de los casos acabe ésta en el cubo de la basura? Siguen viviendo en el siglo pasado y parece que siguen sin enterarse de que ellos no pueden cambiar las cosas ni cambiar la actitud de quienes se mueven por Internet, por mucho que se empeñen en demostrarnos que cualquier tiempo pasado fue mejor (para ellos y para su lucrativo negocio).

Lo más patético es que ofrezcan desde El Mundo y la página de la SGAE, entre otras, un panfleto con olor a moralina barata y sermonaje ilustrado conteniendo una guía de adoctrinamiento con lo que se puede y no se puede hacer en Internet. Pero lo más patético resulta ver que ni siquiera se molestan en querer cobrar por descargarse el PDF.

Al menos, tengo la conciencia tranquila de que mi blog no sufrirá su influencia, por mucho que se empeñen estas instituciones (o debería llamar mafia cultural) en manchar el buen nombre de blogs como el mío donde comento y critico según lo que me dicta mi conciencia, al tiempo que trato de defender lo mío y sus contenidos y criticar estos intentos de desprestigiar a la comunidad bloguera. Por supuesto, todos estos "tocapelotas" tienen un enorme problema, pero un problema absolutamente de riego, pues no les llega la sangre al cerebro bastante bien y llevan años y años sin medicarse.

Según ellos, definición de Blog: Abreviatura de "web log", un diario o revista que se publica en Internet. Los blogs a menudo se utilizan para publicar enlaces a archivos, que pueden ser copias ilegales de música, películas u otros ficheros multimedia.


¿A menudo? Me resulta increible que tengan una opinión muy sesgada de qué son los blogs y cuál es su funcionalidad en la mayoría de los casos, pero solo porque el resto (entre un 20 y un 30 % del total de blogs existentes) ofrezcan enlaces a descargas de música o cine, no les da derecho a desprestigiar a los que no nos metemos en ese tipo de cosas. Al menos, esto es lo que trato de hacer desde hace ya unos cuantos meses, que llegado un momento he comprendido que no se puede seguir pidiendo peras al olmo y casi todos los enlaces habidos desde el primer post hasta el último (salvo bootlegs, CDs privados, discos descatalogados y fuera del circuito comercial y colecciones autorizadas por los artistas en cuestión como la colección Tangerine Tree con rarezas y conciertos de Tangerine Dream), han sido borrados o sustituidos sus enlaces por otros que les llevan directamente a la aplicación Spotify. Así que no me vengan después a pasarme la factura por algo que no he hecho de forma medianamente legal, mientras sean solamente los jueces quienes tengan la última palabra y no estas entidades de derechos que poco derecho tienen a inmiscuirse en el derecho de toda persona de elegir el tipo de cultura que quieren, ni por su parte ni por parte del Estado.

Debería haber otra guía que nos ayude a psicoanalizar a estos gestores del demonio y ponerles en el sitio que se merecen.

Y ojo: estoy en mi derecho de opinar libremente en estos términos. Si alguien cree que en esta crítica destructiva hay un intento de insultar o calumniar, que me lo digan claramente. En democracia no se pueden callar bocas, si no es por orden judicial. Y quien calla, otorga, pero eso no me vale para decir a las claras lo que realmente pienso de todo este movimiento totalitario por parte del gremio cultural.

3 comentarios:

  1. La contraguía de internet ya está aquí :D

    http://guia.hacktivistas.net/

    animo con el blog.

    ResponderEliminar
  2. la pena es que los creadores (sobre todo músicos, poetas, escritores, cineastas...) se ven inmersos en un lodazal del que sólo algunos son responsables. los creadores necesitan tiempo y tranquilidad para crear, necesitan libertad para expresarse y necesitan medios para una vida digna. los españoles de hoy, la práctica totalidad, están a favor de estas premisas, por lo que los que crean cultura no deberían preocuparse. sólo pocos son los que negocian y trafican con su trabajo creativo.

    se habrán dado cuenta que hablo de "creadores" y no de "artistas". para mí, la propia constitución de la sgae ya sufre de incompatibilidad interna : ¿mezclar autores y editores en una misma sociedad? es como si mezcláemos empresarios y trabajadores en un mismo colectivo de representación: no casan.

    no sé quién o quienes encabezan la candidatura "opositora" ni cuáles son sus propuestas. ojalá nos enteremos.

    la sgae debe recomponerse y defender derechos, pero nunca a costa de los derechos del resto.

    ResponderEliminar

Spam not allowed.

Creative Commons By-Nc-Nd 3.0 Licence

Creative Commons License
Esta web está protegida bajo una licencia de Creative Commons.