viernes, 11 de enero de 2013

The Gozoo Band - Stop Stop Stop / Winchester Cathedral

He subido a Dailymotion un par de videos conteniendo los temas extraidos del single de un grupo pop-folkie bastante desconocido de los años 60, The Gozoo Band. En la cara A han incluido una versión bastante peculiar, completamente instrumental, de un conocido "hit" de los Hollies: "Stop, Stop, Stop", mientras que en la cara B se ha incluido otra versión igualmente simpática (e irritante a la vez, según quien lo quiera entender), en este caso otro éxito de aquella década, original en las voces e instrumentaciones de The New Vaudeville Band: su famoso "Winchester Cathedral".

Ripeados del mismo vinilo, el sonido final no ha sido precisamente el mejor posible, pero sirven al menos para que todos escuchen un disco que pasó igualmente tan desapercibido como el grupo en cuestión, del cual no se sabe nada sobre quiénes lo integraban. Al parecer, solo publicaron un LP, y a partir del mismo se editaron en España un Extended-Play (por el sello Epic) y este sencillo (por Discos Sintonía), conteniendo versiones bastante "sui generis" de éxitos de su tiempo, usando entre los varios instrumentos habituales de una banda de pop, un banjo (o algo parecido) y varios pitos de carnaval, también llamados mirlitones o kazoos. Son inconfundibles si uno visualiza y escucha cada uno de estos videos.

El disco puede ser una rareza para los coleccionistas y es bastante difícil de conseguir, pero al menos yo tengo la suerte de tenerlo.


The Gozoo Band - Stop Stop Stop


The Gozoo Band - Winchester Cathedral

Otros enlaces relacionados:

- Red Telephone 66
- Google Books

miércoles, 9 de enero de 2013

El disco de Jeff Wayne o la nueva generación perdida

Hace un tiempo que anuncié en el blog la pronta publicación de la regrabación de "La Guerra de los Mundos" por parte de Jeff Wayne, en un nuevo intento de seguir explotando lo que para él ha supuesto su gallina de los huevos de oro y me estaba temiendo lo peor, hasta que, llegado el momento, lo he podido escuchar desde Spotify. El tremendo éxito del álbum original publicado en el año 1978 fue debido gracias no solo a la novedad discográfica que suponía novelar de forma musical toda la trama de la historia creada por el escritor inglés H. G. Wells y convertirlo en un disco reconocido mundialmente y adaptado a varios idiomas, además del oficial en inglés (oficialmente se conocen ediciones con las dramatizaciones realizadas en alemán, español latino -con Anthony Quinn, como principal figura destacada- y español castellano -con Teófilo Martínez, Luis Varela, Daniel Dicenta y Marisa Marco-), sino también en la magnificencia de la concepción y "puesta en escena" de la música. Quienes no hayan escuchado el álbum original del año 1978, puede que les guste, pero los que sí lo han hecho y lo tienen en su colección, esta nueva versión o regrabación del disco les va a decepcionar en parte o en casi todo. No me voy a extender demasiado y voy a relataros los aspectos que más me han decepcionado y dejaré el tema sobre sus virtudes, que son pocas, para el final.

Hay bastantes variaciones en la linea ambiental del disco y algunos cambios de instrumentación que, indudablemente, mejoran la calidad del sonido pero no consiguen sorprender al oyente. A mí, al menos, me han parecido por lo general hasta previsibles. Es difícil tener que dejar totalmente a un lado la edición original y centrarme en esta readaptación del álbum y tratar de hacer una valoración más objetiva que subjetiva. Sin embargo, pesa bastante reconocer que "The War of the Worlds" tal como fue grabado entonces ya forma parte de mi cerebro musical y hasta me resultaría casi imposible prescindir de su percepción en mi memoria.

No entiendo que Jeff Wayne haya querido añadir algunos efectos sonoros y la inclusión de frases vocales en ciertos pasajes. Puede que sea un principio de la nueva escuela de cómo introducir dramatizaciones musicales en una obra de estas características, aunque chirríen al oido, que pasa a menudo. Eso mismo hizo cuando grabó su otro musical "Spartacus" y no le fue muy bien precisamente. Sin embargo, viendo la escala de popularidad de "The War Of The Worlds - The New Generation" en Spotify parece que, pese a lo que yo pueda pensar, está teniendo una buena aceptación.

La voz de Liam Neeson se pierde ocasionalmente entre las frases melódicas de las fases más potentes del disco, no llegando a distinguirse con claridad por encima del resto de la orquestación. No obstante, suple con dignidad el papel que, originalmente, afrontara el también actor de cine Richard Burton, sin llegar tampoco a superarle en algo tan fundamental en un profesional del arte escénico como es la capacidad para la dramatización y difusión de carga emocional en la interpretación de un rol o personaje. En cuanto a los cantantes, quien más quien menos, no me han impresionado lo más mínimo.

En definitiva, no esperéis gran cosa, salvo que haya alguien a quien le emocione esta nueva versión del álbum del 78, que sería hasta lo normal y respetable. Sin embargo, una cosa es lo que opino yo personalmente y otra bien distinta, lo que diga el personal. Es decir, los lectores de este blog. Y sus opiniones, si las dan, son tan respetables como las mías.

Jeff Wayne lo ha intentado al menos, pero espero que no se haya perdido en el limbo del éxtasis tras la publicación de este disco que, pese a los cambios, hace aguas por todas partes. Deseo que, cuanto antes, se decida a dar un carpetazo total a las marcianadas y se dedique a pisar más la tierra y pensar en otras cosas, que la vida no está para estos "lujos" sonoros.

Mis "notas" sobre la actuación del nuevo plantel de artistas:

Liam Neeson, bien (El narrador. Sin embargo, me quedo con Richard Burton).
Gary Barlow, suficiente. (Eficiente en su papel de sustituir al candoroso Justin Hayward, aunque no sé por qué no me transmite emoción alguna).
Maverick Sabre, aprobado (La voz del padre Nathaniel. Phil Lynott le supera con creces).
Ricky Wilson, aprobado (como el Artillero hace un buen trabajo, aunque parece sobreactuar en algunos casos. No obstante, nadie mejor que David Essex para hacer ese papel).
Joss Stone, aprobada (Es la voz de Beth, la mujer del pastor Nathaniel. Julie Covington convencía mucho más que Joss).
Alex Clare, bien (Canta "Thunderchild". No me importa en este caso equiparar el trabajo de vocalización de Alex con el de Chris Thompson, el vocalista original).

Lo único bueno que observo: una portada más sombría e inquietante, un plantel de actores y cantantes de lujo que, por momentos, parecen brillar, y poco más puedo decir que me parezca bien destacar, además de que han mejorado las partes del Epílogo, haciéndolo mucho más inquietante en sus segundos finales, frente al corte en seco de la versión original. Esta vez, los marcianos se lo pensarán dos veces antes de volver a atacar nuestros oidos...

El álbum, como podéis ver por el icono de Spotify, está disponible para su escucha.

lunes, 7 de enero de 2013

La historia de Virgin Records

Video encontrado en el grupo de Facebook Virgin Records In The 1970s and 1980s. Hay referencias a Mike Oldfield, a Tom Newman, Tangerine Dream y otros artistas que pasaron por la compañía fundada por Richard Branson y Simon Draper.

Creative Commons By-Nc-Nd 3.0 Licence

Creative Commons License
Esta web está protegida bajo una licencia de Creative Commons.