lunes, 12 de septiembre de 2011

Casualidades de la vida

A veces la vida te sorprende de una manera o de otra, a veces es agradable y otras no, pero debo confesar que la sorpresa me la he llevado yo hace unos dias pero positivamente cuando, gracias a Facebook, entablo amistad con una persona a quien no me esperaba encontrar en dicha red social.

El caso es: he tenido la gran suerte de conocer al mismísimo Tom Newman, a quien le conocemos algunos por ser productor musical de varios proyectos conceptuales en los 70 y 80, entre los que caben destacar algunos discos de Mike Oldfield (cómo no acordarnos del inevitable "Tubular Bells" y su trabajo junto con Simon Heyworth, asistiendo a Oldfield en la grabación de aquella espectacular obra suya) y he de confesar abiertamente que es una persona encantadora, afable y bastante comunicativa. Al menos, esa es la impresión que me ha causado tras haber intercambiado unas breves palabras con él al principio. Un poco después, le quise ayudar incluso proporcionándole los archivos del CD "Bayou Moon" --uno de sus discos publicados por Coda Records en 1985---, para una remasterización que piensa realizar más adelante, al haberse perdido los masters de la obra original, cosa que me agradeció muy de veras. La mejor manera de demostrar lo cierto de estas palabras es dejar patente estas imágenes:



Quién me lo iba a decir que después de tantos años iba a conocer, aunque sea a través de la red, al mismísimo Fine Old Tom. Solo espero ocasionalmente poder preguntarle sobre qué recuerda de los tiempos de cuando trabajaba en los estudios The Manor y cómo era convivir con Mike Oldfield desde el punto de vista profesional.

Quien quiera conocerle de cerca entrando en Facebook, lo puede hacer sin problemas. Tan solo cabe esperar que Tom os admita como un amigo más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Spam not allowed.

Creative Commons By-Nc-Nd 3.0 Licence

Creative Commons License
Esta web está protegida bajo una licencia de Creative Commons.