martes, 13 de octubre de 2009

"Moon", del hijo de David Bowie, sólo para unos cuantos privilegiados

Leo esto en un blog amigo, suavizando allí donde ha sido necesario:

"Hoy voy a clamar al cielo, hoy voy a soltar toda la mierda y odio acumuladas en mi interior.

Este fin de semana se estrena Moon, una película que llevo meses esperando, una película que es noticia por llevarse el galardón a mejor película dentro del festival de cine fantástico de Sitges, y su protagonista el de mejor actor. Una película que está recibiendo elogios y buenas críticas tanto por parte del público como por la crítica.

¿Cuál es el problema? Pues que se ha estrenado en un puñado de cines. En un pais donde el fútbol mueve montañas y se puede liar parda por la emisión de un partido, en un pais donde la última película de Almodóvar está en todos los p**** cines, en un pais donde uno se entera en todas las cadenas de a quién se ha tirado Paquirrín... "Moon" no es nada.

He rebuscado en las salas de Jaén y provincia, al igual que en las de Córdoba capital, y me puedo ir a (lo siento por la expresión) "pajearme al cuarto de baño". Baste decir que en Barcelona no se estrena, y que en Madrid apenas hay un par de cines que lo hagan.

Ya me pasó con Star Trek Némesis, que puedo llegar a comprender porque según la taquilla de previas películas podían decidir si merecía la pena proyectarse o no, pero que esto pase con Moon es de juzgado de guardia. Estamos hablando que TODOS los periódicos están escribiendo una reseña sobre la misma debido a los galardones en Sitges, y que los amantes de la Ciencia Ficción como yo nos tenemos que dar con un canto en los dientes por no poder verla.

Y aquí estoy, bajándome una porquería de screener por Rapidshare, porque no me dejan otra opción. Esto es fomentar el cine, luego venimos con la cantinela que si la gente va menos a las salas, que si la industria va de culo con las descargas ilegales, etc, etc.

A las distribuidoras de este pais de mierda: HIJOS DE P***, con suerte en unos años estaréis en la p*** calle y sólo habrá descarga digital en nuestras casas. Eso si que sería un avance."


Amén. Y yo puedo abrir más la herida contando otros motivos para quejarse de la situación del cine en este pais:

Recuerdo que cuando asistí a la emisión del cuarto título de Harry Potter y La Orden del Fénix en el cine días después de su estreno, al que fui junto con mi hermana (en el UGG Cine-Cité de Los Barrios, en el polígono industrial de Palmones), quedé horrorizado cuando vi que en la sala éramos cuatro gatos. Por un lado, reconozco que había mucha tranquilidad, quizás demasiada, durante su proyección, solo el típico ruido de las palomitas o las chuches que devoraban las dos o tres familias que se unieron a nosotros. Casi como estar en casa, pero por el otro lado, daba tristeza ver una sala casi vacía. Desde entonces no he vuelto a pisar un cine más en mi vida, y eso que pasaron varios años entre esta película y la anterior que "medio disfruté": La Venganza de los Sith de la saga Star Wars.

Entonces, aún quedaban un par de salas dentro de la periferia urbana de Algeciras, tras lamentar muchísimo su lenta pero inexorable desaparición del casco urbano. Recuerdo que teníamos hasta diez locales distintos y aún sigo recordando la mayoría de sus nombres:


Casino Cinema - conocido también como Pabellón del Casino, al ser en su tiempo una caseta de feria del Casino de Algeciras, existió entre 1915 y 1970. Su lugar ha sido ocupado desde entonces por la Plaza Menéndez Tolosa y un ambulatorio del Servicio de Salud de la Junta de Andalucía.

Cine Almanzor - se construyó a finales de los 60, a muy pocos metros del Casino Cinema, en la misma Avenida de Canalejas (hoy de Blas Infante) o también El Calvario como se conocía esta vía antiguamente, y desapareció durante la década de los 80, quedando en su lugar un edificio de viviendas.

Cine Delicias: Cine abierto al aire libre, aledaño al Teatro Florida. Existió durante buena parte del siglo XX, hasta su cierre a mediados de los noventa siendo ahora todo un solar.

Teatro Florida: Además de tener la funcionalidad principal para montajes tanto de teatro como otras artes escénicas, estuvo equipado igualmente para la proyección de películas cinematográficas, mayormente estrenos. En la actualidad, está siendo restaurado, pero a paso de tortuga.

Cine Terraza: No recuerdo exactamente su ubicación en Algeciras, dudo entre el barrio del Saladillo y la Bajadilla. Se mantuvo en pie hasta entrados los 90.

Cine Avenida: Ubicado en la Avenida de las Fuerzas Armadas, a pocos metros del Almanzor, de reducido espacio y establecido en un patio de vecinos, dentro de un gran edificio de viviendas y con el cielo al raso, era otro cine de verano que funcionó hasta llegar a los 90. Ahora lo que era antes la entrada al local se ha convertido en la entrada de un bingo que más tarde cerró sus puertas y hoy por hoy no se está haciendo uso del local.

Cine Lis: En calle Sevilla, funcionó desde los años 70 hasta acabar sus días, alrededor del año 2000. La edificación que lo ocupaba está siendo reconvertida actualmente en lo que parece un edificio para oficinas y viviendas.

Cine Sevilla: un cine de verano que existió en la segunda mitad del siglo pasado, justo en la entrada de la calle de igual nombre, en confluencia con la Avenida de Blas Infante.

Cine Fuentenueva: ubicado en la calle de igual nombre, por la parte del Secano como llamamos nosotros. Dejó de funcionar casi al mismo tiempo que los demás.

Cines Magallanes: se construyó en los 80 y fue el primer cine en Algeciras con tener más de una sala dentro del mismo local y estuvo activo hasta entrados el nuevo milenio. En su lugar hay una sala de juegos de azar. Abstenerse ludópatas...

Multicines Las Palomas: Fueron los últimos cines en construirse, allá por los años 80, en la barriada de la Reconquista y con cuatro o cinco salas en su haber. Deja de funcionar a partir del 2000. Fue el último lugar que pisé para ver una película viniendo a pie desde mi propia casa.

Multicines Sur de Europa: El edificio que está justamente detrás de mi casa y junto a la Plaza Sur de Europa donde están los aparcamientos de igual nombre, al lado de la calle Trafalgar, se usó tanto para centro de estudios como para un efímero multicines con dos salas. Duró algo más de un año (por finales de los 90). Después volvió a ser nuevamente un centro de enseñanza y hoy en dia está en desuso o en espera de ser nuevamente reutilizado.

Estos fueron todos los cines que yo recuerde han existido en Algeciras. Ahora no hay ni siquiera una sombra de lo que fueron en su día. No hay cines, no hay nada... y aquí todos aburridos como una ostra o rascándonos el ombligo porque no hay mercado del ocio en una ciudad de más de 120.000 habitantes. Penoso y lamentable al mismo tiempo.

Ahora, solo podemos contar con un multicines Cine-Cité que se mantiene a duras penas a seis kilómetros de la ciudad. Y para acercarse hasta allí, no hay más remedio que coger coche o ir en taxi, con lo que se encarece nuestro rato de ocio, entre la taquilla y lo que supone el gasto extra no compatible con el auténtico disfrute del cine. Personalmente, la única vez que estuve en este multicines fue para ver la de Harry Potter y no he vuelto más, precisamente porque en tiempos de crisis no se puede gastar más de lo que ya cuesta comprar la entrada.

¿Y para qué sirve entonces toda la parafernalia del Ministerio de Cultura por incentivar el cine español y que la gente acuda a los cines, si no tenemos nada, ni aquí ni en cualquier otra ciudad que haya permitido la desaparición de sus propias salas cinematográficas? En realidad, está sirviendo para todo lo contrario... para nada en absoluto.

Nos tenemos que resignar a ver las últimas novedades a través de los pocos videoclubs que sobreviven gracias a los que seguimos prefiriendo ver el cine con calidad en casa y con toda la comodidad del mundo, en cuanto aparezcan los DVDs, aun cuando pasen varios meses desde su estreno, o bien, como hacen muchos, aun sabiendo que por su culpa los cines están abocados a desaparecer como si fuesen una especie ya en peligro absoluto de extinción, a descargarlo por la patilla.

Y termino diciendo que, al menos, la película de Duncan Jones, "Moon" sí la tienen en cartelera en la UGG Cine-Cité de Los Barrios. Manda co***** a ver quién me lleva a verla y no pagarle la gasolina, y de paso invitar a M. Montejo... :D

Y luego se quejan de que pierden espectadores cada año...

Así nos va...

5 comentarios:

  1. En Jaén está pasando algo parecido, antes había cuatro salas de cine y ahora sólo quedan dos (y una de ellas sólo tiene una sala y la ha tenido que subvencionar el ayuntamiento para que no desaparezca).

    Ese es el destino final del cine, los supermercados a las fueras, que seguramente acabarán pereciendo también a favor de las descargas digitales en nuestra casa.

    No es mala idea, pero es triste saber que algo tan grande como una sala de cine se está perdiendo en este país.

    ResponderEliminar
  2. Y digo yo, ¿cómo es posible que nuestro Ayuntamiento haya dejado escapar la oportunidad de haber salvado al menos una sala de cine? Socialista tenía que ser... y no quiero politizar el asunto...

    ResponderEliminar
  3. Si alguien cree que lo mejor es esperar a que se imponga el cine por descargas online, pues jode por completo las expectativas del resto de salas existentes en el pais.

    ResponderEliminar
  4. Cuando llegué a Cartagena, en el 2002 había en el centro 4 cines, uno de ellos con 3 salas. Además un centro comercial en las afueras con varias salas más. Ahora en el centro no quedó NINGUNO, todos en las afueras aunque por suerte uno de los centros comerciales está muy, muy cerca así que se puede hacer un paseo caminando y no hay problemas, pero es increíble cómo en pocos años ha cambiado tanto el panorama de los cines.

    Y me imagino que a medida que existan mejores conexiones y pantallas más grandes, menos irá la gente al cine.

    ResponderEliminar
  5. El daño ya está hecho. Con Internet en manos de casi todo el mundo, muy poco se puede hacer por salvar las salas de cine que aún quedan en pie. Creo Neil que exageras diciendo que no se puede descargar películas de la red y que por eso han ido despareciendo cines como los de tu ciudad. Si quieres buscar un culpable, búscalo entre los responsables de cultura, los productores y directores que no se enteran de que la mayoría de las películas que estrenan cada año no interesa a la mayoria de la gente. Antes prefieren la última americanada a una de Garci o Uribe, aunque la última de Amenabar "Agora" tenga los tintes de una gran producción. Pero aun asi no podemos esperar a que los de arriba tengan que arrimar el hombro para recuperar los cines, también ayuntamientos como el de algeciras, deberían mirar por la cultura de su pueblo y por el enriquecimiento del mercado del ocio, pues tal como lo cuentas da la impresión de que Algeciras es cualquier cosa menos una ciudad alegre. Y no quiero ofenderte ni a tí ni a los que viven en ella. Es tal como loveo.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Spam not allowed.

Creative Commons By-Nc-Nd 3.0 Licence

Creative Commons License
Esta web está protegida bajo una licencia de Creative Commons.