martes, 27 de enero de 2009

En nuestra juventud e infancia (hace 25 años)

Todos recuerdan o intentan recordar cómo era la vida hace más de veinte años, cuando nuestras madres quitaban el polvo con 'Centella', lavaban la vajilla con un bote blanco con el tapón naranja de 'Mistol' y al Jabón de Marsella le llamaban 'Lagarto'.

Y era la época propicia para que nuestros padres se lucieran conduciendo un Seat 131 Supermirafiori, un Simca 1000 como decía aquella canción de los Inhumanos, o un Renault 8 GT.

¿Y nosotros? De niños, "fardábamos" con nuestras bicis 'BH' y nuestras primeras zapatillas de deporte fueron unas 'Paredes', aunque a nuestras madres les gustaran más los 'Kickers'. Nos cortaban el pelo a navaja.

En casa, todo el mundo veía sólamente TVE, aunque podíamos elegir entre el UHF y el VHF. O era en color o en blanco y negro, dependiendo del televisor y nuestras prestaciones económicas.

En casa o en los bares, bebíamos gaseosa 'La Casera' o 'La Pitusa'. Los hombres fumaban 'Ducados' o 'Celtas Cortos'. Y la Coca Cola siempre con aquella dulce pero pijotada melodía que nos decía "al mundo quiero dar un mensaje de paz... la chispa de la vida"

Los chicles eran 'Cheiw' y los caramelos 'PEZ'. El 'Chupa Chups' era una golosina irresistible, cuando por 10 o 25 pesetas nos podíamos permitir comprar chuches para llenar la boca hasta hartarnos.

La gente dormía de miedo en colchones 'Pikolín' y el Athletic de Bilbao y la Real ganaban las Ligas por pares hasta que a Butragueño le dió por enseñar los huevos.

A Sabrina se le escapó una teta en la Gala de Nochevieja y en todo el país no se habló de otra cosa hasta el mes de marzo.

A Alaska le dejaban presentar un programa para crios en la tele, entre hilos y averías y magia potagia electrizante, malévola y picante, mientras Pancho el de 'Verano Azul' todavía no se metía picos y lloraba a moco tendido la muerte de Chanquete.

Una Señora le contaba a 'Encarna de Noche' que se le quemaba el hijo en Alcobendas porque tenía las empanadillas haciendo la mili.

Una caja de 12 'Plastidecores' era un buen regalo de cumpleaños y por uno 'color carne' eras capaz de matar. Las cajas de 24 eran como Bin Laden, existían, pero nadie las había visto.

Una bolsa de pipas 'Facundo' de 15 pelas era enorme y por una peseta te daban dos 'Sugus'.

Repartían Álbumes a las salidas de los colegios para engancharte a la colección. Los sobres de cromos costaban 5 pelas, pero también te los daban con las tapas de los Yogures 'Yoplait' o 'Danone'.

Todavía resuenan en mi mente las sintonías de las series 'Comando G' (Parchis), Quijoteeee... Sancho.... Sanchooooo Quijote.., Dartacán y los Mosqueperros y aprendiamos a amar la naturaleza con David el Gnomo. ¿Y a quién no?

En aquel país de menos de 5000 dólares de renta per cápita, nos daban dos 'Petisuis', pero es que antes eran la mitad de tamaño.

Las galletas María eran de 'Fontaneda', los camiones 'Ebro' y las furgonetas 'DKV'. El camión del butano tocaba la bocina y los crios nos hacíamos brechas en los hierros oxidados de los columpios y nuestras madres nos daban algún cachete por romper los pantalones.

Nosotros llevábamos petachos en los codos de los jerséis. En vez de un Mágnum Almendrado, pedías un 'polo de limón' y a veces, el chocolate era 'La Campana de Elgorriaga'. (Malo, malo, malo).

Las pilas 'Tximist' solían romperse cuando se agotaban en nuestros casetes 'mono' y los tebeos de 'Mortadelo' pasaban de mano en mano. Hubo muchas niñas cuya primera colonia fue 'Chispas'.

Y no había cartones de leche en tetra brik, sino que la leche venía en bolsas de plástico que necesitaban un recipiente para meterse en la nevera, y el detergente venía en tubos redondos.

Y en vez de grabadoras de DVD y CD-ROM, te ibas a casa de tu colega con radiocasete de doble pletina a llenar una TDK de 90 minutos de juegos para Spectrum 48k.

Y con la Teleindiscreta regalaban pegatinas de UVEEEEEEEEEEE!!!!

Aquella generación coleccionábamos cochecitos 'Güisbal', el helicóptero de 'Tulipán' aterrizaba en las piscinas para regalar bocadillos en los anuncios de la tele. Aquella generación empleábamos el vaso de 'Nocilla' para dibujar a Naranjito. Así que la Nocilla, ni mentarla. Además, es 'leche, cacao, avellanas y azúcar'. A saber que le echarán a la Nutella esa.

En cambio vivir hoy en dia implica que...

1. Accidentalmente tecleas tu password en el microondas.
2. No has jugado solitarios con cartas verdaderas en años.
3. Tienes una lista de 15 números telefónicos para ubicar a tu familia de sólo
3 miembros.
4. Le envías un e-mail a la persona que se sienta junto a ti.
5. La razón que tienes para no estar en contacto con tu familia es por que no tienen correo electrónico.
6. Te vas a casa después de un largo día de trabajo y cuando suena el timbre de tu teléfono fijo, te preguntas que te querrán vender, porque ninguno de tus amigos lo usa ya (eso si es que tienes teléfono fijo)
7. Cuando haces llamadas telefónicas desde tu casa, marcas el '0' para que te dé línea.
8. Has estado sentado en el mismo escritorio cuatro años y has trabajado para 3 empresas distintas. O bien has estado en edificios de 4 compañías diferentes y tú siempre trabajabas para la misma.
10. Tu jefe no tiene la habilidad para hacer tu trabajo.
11. Cuando llegas a casa de alguien no le llamas al telefonillo, sino que le haces una llamada perdida para que baje
12. No tienes suficientes enchufes en casa para todos tus aparatos electrónicos. Si pones a cargar el móvil tienes que quita el cargador de pilas, el MP3 o la Palm.
13. Salir de tu casa sin móvil, el cual no has tenido los primeros 20, 30 o hasta 60 años de tu vida, te hace entrar en pánico y regresas a por él.
14. Te levantas por la mañana y te conectas a Internet a leer elpais.es (http://elpais.es/) antes de tomar tu café.
15. Ntnds msjs cm st.
16. Estás mirando alrededor para asegurarte de que nadie te ve que estas sonriendo enfrente de tu PC.
17. Estás leyendo esto y te estás riendo.
18. Peor que eso, ya sabes perfectamente a quien le vas a enviar este mensaje.
19. Estás tan distraído leyendo que no te fijaste que faltó el número 9 en esta lista.
20. Y ahora acabas de comprobar que efectivamente no está el número 9.
21. Y ahora te estás riendo de ti mismo, de tu propia caricatura.

La vida es así... aunque digas que no.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Spam not allowed.

Creative Commons By-Nc-Nd 3.0 Licence

Creative Commons License
Esta web está protegida bajo una licencia de Creative Commons.