viernes, 18 de julio de 2008

Una emisora inquisidora

Si no era bastante con que el mundo empiece a tambalearse entre el absurdo y los tambores lejanos de guerras en tropel, resulta que hay quienes quieren seguir ahondando en el esperpento y lo absurdo, aun sabiendo que su mensaje no va a ser escuchado nada más que por cuatro gatos que pasaban justamente por allí, pero me daría miedo pensar que el pensamiento de un mundo a su medida fuese a ir más allá de sus pretensiones. Un determinado "grupo" de tertulia de una emisora de radio no les importa atacar impunemente y sin control alguno contra la diversidad y el laicismo, usando un mensaje antediluviano y arcaico. No hay razón alguna para tal escándalo desde las ondas, aunque parece que nos estamos acostumbrando de buena gana a todo tipo de estupideces que unas cuantas más como que no importa.

Si no teníamos suficiente con los improperios e insultos del teórico de la conspiración, el periodista Federico Jiménez Losantos de la cadena COPE, vapuleado entre Gallardón y Zarzalejos, por sus continuos ataques verbales contra estas personas por lo que no se puede demostrar de otra manera en relación con los brutales atentados del 11-M, ahora tenemos otro ejemplo de intransigencia e intolerancia, con mensajes de machismo, homofobia, xenofobia y radicalismo como nunca antes se ha visto, más que en tiempos de la Inquisición.

Resulta que como no teníamos bastante con un Santo Padre como Benedicto XVI llamando al orden ante el aumento del laicismo en el mundo y entre los jóvenes, la separación de las relaciones Iglesia / Gobierno en España, me llega la historia de un amigo de cierto foro asqueado, dolido y enfadado por lo que se había encontrado en cierta emisora de radio, de contenido supuestamente cristiano, que mejor no mencionar, aunque no me importaría dejaros de manifiesto su monumental enfado a través de sus mismas palabras que ojalá pudiera reproducir si no tuviese inconveniente, pero estimo más conveniente no hacerlo, sobre todo por prudencia.

No os invito a que escuchéis esa emisora, si es que dáis con ella. Si podéis, pasad olímpicamente de ella (solo puedo decir que tiene dos palabras y la primera tiene tres letras, como unas siglas), porque teóricos de la Iglesia hay muchos y solo saben dar palos de ciego. Los falsos profetas no os conducirán al cielo, sino a la perversión del alma.

De todas formas, no hay que preocuparse. Son solo cuatro gatos...

1 comentario:

  1. Gracias, por acerte eco de la historia que os conté en RetroBytes, aunque al principio crei que ibas a poner la radio como denuncia, casi mejor ni mencionarla para darle una publicidad que no se merece.Gracias Neil, Jorjum.

    ResponderEliminar

Spam not allowed.

Creative Commons By-Nc-Nd 3.0 Licence

Creative Commons License
Esta web está protegida bajo una licencia de Creative Commons.