lunes, 28 de julio de 2008

"Prince Of Persia" en el ZX Spectrum

Prince_Of_Persia_(1)
Programa y gráficos por Nicodim. Música de DJ Musicsoft
Año de lanzamiento: 1996
Tipo: Videoaventura
Memoria: 128k (TAP) y versión TR-DOS (Pentagon & Scorpion)
Descargable desde W.O.S.


Si pensábais que una conversión para el ZX Spectrum de un juego hecho y pensado para los ordenadores Atari ST, Amiga y PC podía ser problemático, estábais equivocados. Es verdad que muy pocas veces la adaptación desde máquinas mucho más potentes resultan increiblemente satisfactorias, como los casos de “Shadow Of The Beast”, “Walker” y este, vamos a llamar por fin gran clásico, “Prince Of Persia”, fielmente adaptado del original de Jordan Mechner por Nicodim (suponemos que es una misma persona).

No voy a hablar de su argumento, porque pienso que os lo sabéis, a tenor de las últimas secuelas aparecidas para PC que hablan de sus antecedentes, suponiendo que tengáis dichos juegos, realmente sublimes por otra parte. El juego está dividido en doce niveles que se cargan por separado. El último, a su vez, se divide en tres fases. Una vez hayamos acabado uno, se cargará el siguiente desde la cinta (con algunos emuladores no tenemos por qué controlar el proceso de carga, pues se hacen automáticamente).

Prince_Of_Persia_(2)

Nos enfrentaremos a numerosos peligros: guerreros, pinchos mortales en lugares muy peliagudos, esqueletos, trampas mortales, plataformas endebles que caen al más mínimo roce y sobre todo pasajes que se acceden desde puntos aparentemente insalvables pero que con una buena dosis de paciencia y mucho practicar conseguiremos atravesar los muchos abismos existentes a lo largo y ancho de la inmensa fortaleza hasta llegar a nuestra amada princesa.

El movimiento, sencillamente magnífico. Ver mover a nuestro principesco personaje de la forma en que se mueve, bastante suave, sin apenas trompicones, es algo jamás conseguido en otros juegos. La perfección y los detalles de algunas de las muchas acciones que podemos acometer son realmente impresionantes: correr, girarse en carrera, agacharse, saltar, luchar con la espada, beber, etc. Y no digamos de los gráficos, bien realizados, salvo los decorados que no difieren mucho por lo general, resultando al cabo de un tiempo algo monótonos de ver.

Prince_Of_Persia_(4)

Sonoramente, al ser únicamente diseñado para 128K, pues es bastante notable. Posee una melodía de carácter oriental, muy bien ambientado en base al argumento, durante la introducción y en el juego también tiene sus momentos para su lucimiento, aunque sean algo escasos, junto con los efectos FX presentes a lo largo de su desarrollo, al realizar alguna acción.

En cuanto a la adicción, ¿qué se puede decir si el juego es así de buenísimo? Dificultad creciente y unas terribles ganas de ir a por todas. Nada más que añadir. De todas maneras, siempre es bueno recordar que hace ya doce años este juegazo supuso un enorme esfuerzo para su programador. No me consta cuánto tiempo invirtió en el proyecto, pero seguro puedo suponer que bastante para conseguir la perfección en la adaptación del “Prince Of Persia” en toda regla. Y me pregunto, ¿qué pensaría el propio Jordan Mechner de esta versión? ¿Os lo imagináis? Item más, ¿por qué no pensaron los de Broderbund en producir su propia versión para el Spectrum y completamente oficial, si salió incluso para otros sistemas de 8 bits como el Amstrad CPC y el Apple IIe para el que fue programado en primer lugar, en 1989.

Definitivamente, no creo que sea el “summum” de la programación, pero la conversión es digna de elogio. (Al final, he modificado esta frase para darle mejor sentido al análisis completo, gracias al buen consejo de un amigo)

MI VALORACION: 8.9/10

POKE 29972,0 Vidas infinitas (versión TAP para 128k)

Truco: Si te atascas, mantén pulsado las teclas P, H y T durante el juego para pasar al siguiente nivel. (También vale hacerlo en este orden: T, H y P).

Extraido de mi fanzine ZX Spectrum Files, nº 5.





1 comentario:

Spam not allowed.

Creative Commons By-Nc-Nd 3.0 Licence

Creative Commons License
Esta web está protegida bajo una licencia de Creative Commons.