miércoles, 23 de julio de 2008

Los videojuegos "Tr3s Lunas" y "Maestro", liberados



Según la información de su página web, Mike Oldfield ha liberado los videojuegos que pertenecen a su proyecto de fusión entre música y ocio electrónico, Music VR. Aunque este proyecto empezaría a ser ideado por el músico británico a principio de los 90 no fue hasta 2001, una vez que la tecnología había avanzado lo suficiente, cuando el lanzamiento de su álbum "Tr3s Lunas" fue acompañado por un videojuego homónimo. El juego venía íntegro junto al álbum pero venía bloqueado, de tal manera que en un principio solo teníamos acceso a una demo que sería liberada al hacer un pago y recibir un código personal. De igual manera un par de años más tarde se colgaría en la web una demo de su secuela, "Maestro", que también requería de pago. Ahora podemos disponer de ambos títulos de forma gratuita.

Con esta saga de videojuegos, tanto sus diseñadores como el propio Oldfield pretendían dar una alternativa a los juegos violentos de acción y hacer una propuesta relajante, viajando por mundos llenos de imaginación y escuchando música Chill Out. De hecho, tanto Tr3s Lunas como Maestro carecen de un objetivo concreto. Con ayuda del ratón podremos desplazarnos volando en un entorno tridimensional muy influenciado por una temática futurística y de ciencia ficción. En distintas zonas del escenario podremos ir interactuando con distintos elementos de nuestro entorno (animales, plantas, rocas…) e incluso ir recogiendo objetos que podremos utilizar con otros para descubrir nuevas sorpresas.

musicvr

La música tiene un papel esencial en ambos juegos. Completamente compuesta e interpretada por Oldfield, uno de los principales alicientes del juego es ir descubriendo nuevas melodías al ir explorando en todo nuestro alrededor, siendo algunas verdaderamente difíciles de encontrar. Tanto Tr3s Lunas como Maestro nos ofrecen unos escenarios amplísimos que podemos ir visitando con total libertad, desbloqueando melodías sin importar el orden en el que se hagan. El control ayuda mucho, ya que es válido para cualquier tipo de jugador, simplemente usamos el ratón, el botón izquierdo y la barra espaciadora. Realmente la sensación de relajación la tenemos durante todo el juego y eso es su principal virtud y defecto, ya que no encontraremos otra cosa. Aquel jugador que busque acción, que se vaya olvidando de probar el juego.

Técnicamente está ya algo obsoleto, lo que hará que ambos títulos corran sin demasiados problemas en cualquier ordenador. Los diseños de los elementos, aunque excesivamente simples, resultan llenos de imaginación. Los escenarios consiguen un aspecto general bastante correcto y que ayuda a formar esa atmósfera de relajación. A la banda sonora del reputado músico británico le acompaña una colección de efectos sonoros bastante discretos, en parte porque se ha intentado no eclipsar a la música, que es el epicentro de los juegos.

El proyecto Music VR pasará desapercibido para muchos e incluso a jugadores de toda la vida puede tenerle un interés nulo, pero, sin duda, se trata de una propuesta diferente a lo que nos solemos encontrar en este mundillo.

(C) GameOver.es

Ambos juegos, como habéis visto, los podéis bajar gratuitamente desde la web de Mike Oldfield.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Spam not allowed.

Creative Commons By-Nc-Nd 3.0 Licence

Creative Commons License
Esta web está protegida bajo una licencia de Creative Commons.